embrague
¿Qué es el kit de embrague?

Si hay algo cuya función sea transferir la potencia que elabora el motor hasta la caja de cambios del vehículo, posibilitando que tanto manual como automáticamente seamos capaces de marcar las marchas; ese es el kit de embrague. Explicado con unas palabras más técnicas, siempre que haya una marcha establecida, su función consiste por tanto en unir y separar la transmisión de giro que hace el motor para dejar escapar el movimiento hacia las ruedas motrices. Todo ese proceso lo genera el kit de embrague de nuestro vehículo.

¿Qué compone el embrague?

Por un lado, existe una importante pieza dentro del motor llamada eje principal, la cual une la potencia que es producido por el volante de inercia o volante de motor, al disco de embrague. Por otro lado, la pieza que permite enviar la potencia generada a presión a las ruedas motrices, es la maza de embrague. La pieza que está en medio de este proceso es el disco de embrague, es por eso por lo que suele ser la que más se desgaste por estar en contacto con ambas partes. Y como última pieza, está el collarín de empuje, cuyo cometido es unir o desunir el disco cuando se pisa el pedal del embrague.

¿Cómo funciona el kit de embrague?

El sistema total que compone el kit de embrague comprende tres acciones, que suceden mientras conducimos:

  1. Embrague: abarca el volante del motor, la prensa (plata de presión) y el embrague para poder ejecutar el movimiento de las ruedas del vehículo. Es decir, une las ruedas al motor.
  2. Desembrague: se denomina desembrague cuando se pisa el pedal del embrague para desunir el sistema y así poder realizar un cambio de marcha. De este modo, se vuelve a unir el sistema haciendo que vehículo ande de forma más adecuada.
  3. Fase transitoria de deslizamiento: esto permite que no se produzcan cambios bruscos cuando se produce el cambio de marcha. Su función es conseguir una conducción más suave y segura, ya que no se daña el motor.

Tipos de sistemas de embrague

Es importante comprender los tipos de embrague que existen, porque cada kit de embrague se tiene que ajustar al tipo, modelo y marca del automóvil. Según el fabricante, cada una de las piezas pueden ser muy diferentes entre sí.

Se podrían encasillar los tipos de embrague según el sistema en los que funcionen. Entonces, siguiendo ese criterio se dividen en dos categorías principales:

  1. Según el total de discos: comprende desde los vehículos que no lleva ningún disco como algunos de los industriales, por ejemplo los barcos. Luego, aquellos que son monodisco seco, bidisco con control único o doble, y el multidisco que puede ser húmedo o seco.
  2. Tipo de mando o control: esta categoría abarca los tipos de aspectos del control al embrague:
  • Mando mecánico
  • Mando hidráulico
  • Mando eléctrico asistido
  • Mando eléctrico centrífugo

En turbos baratos, tenemos a su disposición una gran variedad de kits de embrague. La calidad de ellos siempre irá relacionada al tipo de piezas que constituyan su embrague. De esta forma, ni se baja el rendimiento ni se presiona, simplemente el kit de embrague sirve para reparar lo dañado.

Es preciso que sepa y nos haga saber el tipo, modelo y marca de su vehículo para que en turbos baratos le podamos asignar el más adecuado y conseguir que tu coche vuelva a andar en perfectas condiciones.

¿Por qué se puede dañar el kit de embrague?

Los daños más comunes que puede presentar el kit de embrague son:

  • Puesto que la pieza del disco duro es la que más roce sufre, es la que más se desgasta. De cualquier forma, como media suelen durar en perfectas condiciones entre los 100.000 y los 150.000 kilómetros.
  • El sistema del kit de embrague se concentra mucho en controlar el mecanismo de empuje. Un mal funcionamiento de esta pieza, nos puede avisar emitiendo ruidos y se debe llevar a reparar. Ya que si va a más, no permite unir y desunir la potencia del motor con las ruedas motrices.
  • La presa también es una pieza a tener en cuenta ya que si se daña tampoco permite que haya potencia del motor a la caja de velocidades.

Consejos para alargar la vida útil del kit de embrague su vehículo

Para cuidar nuestro kit de embrague, turbos baratos le ofrece poder contar con algunos de los siguientes consejos sobre cuidados a tener en cuenta con el kit de embrague:

  • Siempre que paremos el vehículo tanto en un atasco como en un semáforo, debemos poner el cambio de marchas en punto muerto; además de quitar el pie del embrague.
  • Se debe pisar bien hasta el fondo el pedal del embrague al cambiar de marchas para no causar fricciones innecesarias en el kit del embrague.
  • Si eres de los que conduce con una mano en el cambio de marchas y la otra en el volante, lo estás haciendo. Sin querer, lo estás presionando y también afectará, ya que se está aplicando una presión extra muy seguida.
  • Es necesario revisar el coche periódicamente, atendiendo en este caso a los líquidos de refrigeración y los lubricantes. Se debe observar que se mantengan a los niveles y temperatura adecuada. Si suelen estar muy calientes y les cuesta enfriarse, es un aviso de que tarde o temprano el kit de embrague sufrirá algún daño. Esto hace que se eviten sobreesfuerzos y por tanto un preventivo desgaste.
  • La humedad no es nada buena para el kit de embrague. Por lo que hábitos como lavar el coche con agua a presión, hay que prestar atención que no entra dentro del cárter de embrague. Tardará mucho en secarse provocando humedad.

Le rogamos que confíe en los servicios de turbos baratos, ya que contamos con un equipo especializado que le podrá resolver cualquier problema con el kit de embrague a la mejor calidad-precio.

Puede ponerse en contacto con nosotros a través de: turbosbaratos.com

WhatsApp Chateamos por WhatsApp