venta de turbos
Si tu coche tiene turbo, empieza a tener problemas y no sabes cómo arreglarlo, acude a nuestro taller y nosotros te ayudaremos. En nuestro taller te proporcionamos turbos reconstruidos para mejorar el funcionamiento de tu coche.

Qué es el turbo de un coche.

Quizá hayas oído hablar alguna vez del turbo de un coche pero no te hayas parado a pensar qué es exactamente, dónde se localiza o qué es lo que hay que hacer cuando tenga alguna avería. Estás de suerte, porque en nuestro taller nos encargamos, entre otras cosas, de cambiar el turbo de tu coche cuando sea necesario. Es muy sencillo y te lo explicamos aquí.

En la actualidad algunos coches (no todos), sobre todo los de diésel, tienen un turbocompresor o turbo incorporado, aunque están empezando a salir cada vez más modelos de gasolina con turbo. Es, sin duda, un elemento mecánico imprescindible del coche que no hay que olvidar y que se debe controlar de vez en cuando para evitar que ocurran averías o fallos.

En qué consiste el funcionamiento de un turbo

El turbo consiste en un sistema de inducción con un eje que acciona un compresor con el que se comprimen los gases que genera el motor. Para que te hagas una idea, imagínate que el turbo es como dos molinillos que giran con el aire y que van colocados en un eje, solo que en lugar de aire, salen gases que lo hacen funcionar. El turbo cuenta con muchas ventajas, como aumentar la potencia del motor y las revoluciones del coche, recuperar energía y reducir el consumo de combustible.

Para qué sirve el turbo.

El funcionamiento del turbo no resulta muy complejo: en el eje se coloca un compresor por el cual entran los gases después de pasar por el filtro de aceite y se comprimen para después salir por el tubo de escape a una temperatura elevada,  siendo necesario que se enfríen. Para eso está el intercooler, que sirve para evitar que el sistema se caliente, de forma que los gases ocupen menos espacio y entre más cantidad.

Hay que tener en cuenta que el turbo funciona de manera distinta dependiendo de si se trata de un vehículo de diésel o de un vehículo de gasolina. En un vehículo diésel el motor trabaja con mayor cantidad de aire, por lo que el turbo está más difundido y por lo tanto entra mucha más presión en el tubo de escape. Sin embargo, en un vehículo con gasolina se debe utilizar una cantidad exacta de aire y combustible para mejorar su consumo.

Cómo se sabe que el turbo no funciona o está fallando.

Como ya hemos dicho, el buen funcionamiento de un turbo evitará que tenga averías o fallos, pues la avería de un turbo suele ser bastante costosa y puede perjudicar al coche entero. No obstante, antes de que sea demasiado tarde se pueden detectar posibles problemas que pueden dar lugar a una avería en el turbo por los síntomas que muestra.

Por ejemplo, si sale demasiado humo blanco o azul del tubo de escape y desprende un fuerte olor, significa que se está quemando el aceite que lubrica el eje por el que gira el turbo debido a posibles holguras que se hayan formado en él. También puedes notar que algo va mal si tu coche da tirones o tiene un menor rendimiento. Esto se debe a que la válvula de descarga del turbo se ha dañado o por acumulación de hollín. Tampoco es normal que el coche haga ruidos extraños o silbidos (como si fuera una aspiradora), por lo que debes comprobar si es hora de reemplazar los manguitos del turbo que se hayan aflojado o parar el coche y apagar el motor inmediatamente. En cualquiera de estos casos, es necesario acudir a un taller, como puede ser el nuestro.

Mejor prevenir que curar.

Para evitar que ocurran averías en el turbo de tu vehículo, lo mejor es que lo cuides adecuadamente. Cuando arranques, mantén el coche en ralentí durante un par de minutos para que el turbo se lubrique bien. Al iniciar la marcha, circula despacio y procura no subir mucho las revoluciones si el motor está aún en frío. Debes hacer lo mismo para parar o estacionar el coche. Ten cuidado también si conduces de forma brusca pues el turbo podría calentarse demasiado o al apagar el motor de golpe pues podría sufrir rozamientos y durará menos.

Qué te ofrecemos: turbos reconstruidos en perfecto estado.

Si no sabes identificar el fallo o avería del turbo de tu vehículo o no sabes cómo repararlo, llévalo a nuestro taller y nosotros nos encargaremos de todo. Somos expertos en turbos reconstruidos.

En nuestro taller contamos con una amplia y larga experiencia en la reparación de turbos, por lo que nuestro trabajo es indudable y de ello dan fe muchos de nuestros clientes que han mostrado su satisfacción por el resultado al adquirir nuestros turbos reconstruidos. Además, utilizamos productos de calidad y de las mejores marcas que se pueden encontrar en el mercado, lo cual supone un plus e inspira más confianza a quienes están interesados en nuestros servicios.

Nuestro turbos reconstruidos garantizados como si fueran nuevos.

Nuestros turbos reconstruidos están compuestos por nuevos elementos, cuyos componentes reciclados han pasado un exhaustivo control de calidad. Las piezas inservibles de estos turbos son sustituidas por otras en buen estado. De esta forma, lo hacemos más rápido y cuidadosamente para que funcionen correctamente, proporcionen un adecuado rendimiento al vehículo y no se dañen otras partes. Esto supone un coste mucho más económico que un turbo nuevo pero tiene las mismas garantías. Por eso, y para que no te suponga inconveniente alguno, nosotros te ofrecemos un presupuesto por alguno de nuestros turbos reconstruidos. Estamos seguros de que no podrás rechazar.

¿Buscas un taller que venda turbos reconstruidos de calidad?

Así que ya sabes, si estás buscando un taller para que instalen turbos reconstruidos en tu vehículo, el nuestro es el más indicado para ti. No dudes en ponerte en contacto con nosotros. Puedes enviarnos un mensaje a nuestra dirección de correo electrónico o llamar a nuestro número de teléfono. También puedes llevar directamente tu coche a nuestro taller y allí consultarnos las dudas que tengas. Somos tu taller de confianza y te aseguramos que tu vehículo estará en las mejores manos.

WhatsApp Chateamos por WhatsApp